Martes, 29 Septiembre 2020 | Acceso abonados

Ferrocarril

Tres son los debates más transversales y transcendentales que no podemos olvidar: el cambio climático, el reto demográfico y el necesario cambio del modelo productivo. En todos ellos la apuesta por ferrocarril puede y debe ser fundamental para afrontarlos. La apuesta por un modelo de transporte público, social y sostenible para vertebrar y cohesionar nuestra tierra.

En las últimas décadas en nuestro país, y por ende en Andalucía y en Málaga, se ha producido un abandono total del ferrocarril. No sólo no hemos avanzado, sino que hemos ido dando importantes y preocupantes pasos atrás, perdiendo una gran parte de la red ferroviaria, sobre todo de media y corta distancia, precisamente los que tienen un mayor retorno en las cuestiones expuestas al inicio. Sin ir más lejos, y a pesar del abandono que han sufrido y están sufiendo, el 90% de los viajeros lo hacen en Trenes Regionales y Cercanías.

Los sucesivos gobiernos han ido apostando por el modelo TODO AVE, dejando sin apenas inversión en el ferrocarril que la gente más precisa para su vida cotidiana. Así mismo, como en otros servicios públicos se ha producido una preocupante privatización de los servicios ferroviarios vaciando de contenido a las empresas públicas RENFE y ADIF. Amén del cierre de servicios fundamentales como la venta de billetes de manera presencial en las estaciones rurales.

Recientemente hemos celebrado la Semana Europea de la Movilidad, y en ella de una u otra forma, con más o menos énfasis, grupos políticos, sindicatos y empresas han puesto de manifiesto la necesidad de revertir esta situación y en concreto en Málaga, muchos hemos defendido que proyectos como uno de vital importancia para Málaga y estratégico para Andalucía como el de la electrificación del Algeciras Bobadilla, con su conexión al Puerto Seco y recuperando algunas perdidas para recuperar Bobadilla como nudo ferroviario andaluz de los corredores europeos, Mediterráneo y Atlántico, de mercancías y viajeros.

Así como el soterramiento de la vía del Puerto de Málaga, la recuperación y mejoras de estaciones de cercanías y medias distancia de la provincia, al igual que la realización del Tren por el Litoral de Málaga hasta Algeciras, una obra, que en el caso de la prolongación de Fuengirola a Estepona data de hace 150 años (licitada en su tiempo).

Estamos en un momento muy importante para dar marcha atrás en las políticas de abandono al ferrocarril que venimos sufriendo. Los Fondos Europeos de Recuperación nos brindan una oportunidad para ello. Tal y como están articulados estos fondos se hace imprescindible poner el acento en el para qué necesitamos participar de estos fondos, más si cabe que en el cuanto nos pertenece.

Saber pedir se va a hacer fundamental. Y para pedir bien el Sr. Moreno Bonilla debe aparcar su política de confrontación con el Estado, e impulsar junto a todos los grupos políticos, agentes sociales y económicos una propuesta ambiciosa, dentro de una estrategia global de transporte en Andalucía, para la recuperación y apuesta por el ferrocarril.

Saber pedir, y liderar a Andalucía para que no dejemos pasar el tren.

Autor

Guzmán Ahumada

Guzmán Ahumada

Coordinador provincial de Izquierda Unida y parlamentario de Adelante Andalucía

Esta web utiliza 'cookies'

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. En el siguiente enlace podrá consultar cómo puede cambiar la configuración u obtener más información. Saber más

Acepto