Imprimir esta página
El pequeño Nicolás en una entrevista./ La voz de Galicia El pequeño Nicolás en una entrevista./ La voz de Galicia

Aún está recuperándose de las contusiones y lesiones

El pequeño Nicolás sufre una grave agresión tras un concierto en Marbella Destacado

MÁLAGA- Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el pequeño Nicolás, acabó hospitalizado tras sufrir una agresión en Marbella en la madrugada del pasado viernes durante un incidente con un vigilante de seguridad cuando salía de un festival que se celebraba en dicha localidad. Aún se recupera de las contusiones y lesiones que le provocaron cuando fue reducido por personal de seguridad. 

Todo ocurrió cuando en la madrugada del jueves al viernes, y tras finalizar un concierto, Francisco Nicolás fue conminado a subir a uno de los autobuses lanzadera que transporta a los asistentes desde el recinto. Ya en la escalera del transporte, dado que aguardaba a un amigo y no llevaba la mascarilla puesta, se negó a subir y le reducieron. 

Las fuentes consultadas hablan de que recibió puñetazos y que luego fue llevado al suelo para ser reducido, y apuntan que ahora, cinco días después, el ojo derecho aún lo tiene dolorido y tiene afectado uno de los brazos. 

La misma madrugada del incidente, Francisco Nicolás se acercó al Hospital Costa del Sol donde, en el informe el personal anotó que el varón de 27 años explicó que había sufrido una agresión por parte del personal del festival: "Le han golpeado dándole puñetazos y le han tirado al suelo retorciéndole el brazo derecho. No pérdida de conocimiento", indicaron en el apartado de 'historia actual'.

De esa exploración, los médicos de urgencias del hospital señalaron que presentaba un hematoma en el ojo derecho con "hemorragia subconjuntival", y que tenía "dolor y tumefacción en el codo derecho". Para asegurarse de que al paciente le podían dar el alta, le realizaron una radiografía (TAC) cráneo facial, tras lo cual anotaron que no había alteraciones morfológicas, ni áreas de atrofia, ni lesiones expansivas.

Ese mismo día, en el Hospital Costa del Sol, y con membrete de la Junta de Andalucía, se rellenó el formulario del parte lesiones protocolario que en su caso se deberá remitir al juzgado con la descripción de la asistencia sanitaria.